El derecho a una vivienda digna 2


Nelson Mandela ha sido y seguirá siendo para nosotros, como para otras muchas personas, una fuente de inspiración y motivación.  Tras su muerte, el pasado 5 de diciembre, sentimos la obligación de escribir unas palabras que reflejen cómo algunas de sus frases guían nuestros pasos en esta aventura.

SPARA - Cambiarse uno mismoCreemos que la crisis del modelo económico actual está provocando profundos cambios en la forma de pensar y de actuar de cada persona.  En SPARA, rehabilitación + sostenibilidad, estamos convencidos de esto y queremos ser parte activa de la sociedad que apuesta por el cambio.   Queremos aportar nuestro pequeño granito de arena.

Es nuestra obligación preocuparnos no sólo por aspectos técnicos y económicos de las viviendas, sino que, además, creemos que la vivienda tiene un gran componente social que no debemos olvidar. La conservación de nuestros edificios no es sólo algo económico y / o medioambiental.  No podemos pensar sólo en que si hacemos una rehabilitación energética de nuestro edifico, consumimos menos recursos energéticos del planeta y además ahorramos dinero.  Estos aspectos son importantes, pero creemos que la conservación de nuestros edificios va mucho más allá.

Seguro que no somos los únicos que nos hemos dado cuenta de que:

Hemos construido multitud de edificios nuevos, y hemos dejado un montón de edificios antiguos vacíos, sin un mantenimiento correcto y en consecuencia en malas condiciones de habitabilidad e incluso en ruinas ¿qué pasa con esos edificios?

Derecho a una vivienda digna

Esos edificios en las condiciones actuales, no reúnen las características que nosotros entendemos que deben reunir para poder vivir dignamente ellos (seguros, accesibles, confortables, energéticamente eficientes, etc.).  Durante el boom inmobiliario los hemos dejado de lado y con ello hemos provocado  que esta situación se haya extendido a  barrios completos, generando zonas verdaderamente vulnerables.

Capacidad de acceso a la vivienda

La gente que vive en ellos, habitualmente, no tiene capacidad de acceso a otro tipo de viviendas, más nuevas o en mejores condiciones. El hecho de que sean viviendas más baratas provoca además que persona con menos recursos se concentren en esas zonas.

Pobreza energética

Nos encontramos con edificios mal aislados que requieren de más recursos energéticos para poder llegar a unas condiciones de confort óptimas, es decir, en estos hogares se requiere más dinero para poder calentar y mantener el calor de estas viviendas.  Si, a esto, le sumamos que las personas que viven en ellos no tienen recursos suficientes para hacer frente a las facturas de luz y gas, nos encontramos con personas que pasan frío en sus casas, sufriendo además, consecuencias para su salud.

¿Envejecer en mi casa? Si, por favor

Las personas mayores son uno de los grupos sociales más vulnerables ante esta situación. Se trata en su gran mayoría de personas con pocos recursos económicos, en viviendas viejas y reticentes a realizar cambios. Podemos decir que sufren en mayor medida los problemas de accesibilidad o  pobreza energética viendo así muy reducida su calidad de vida.

Más diferencias sociales

Por eso decimos que, el mantenimiento de los edificios no es sólo una cuestión energética o económica, sino que tiene consecuencias mucho más amplias que afectan a nuestra sociedad y a nuestro entorno.  Consecuencias que crean barrios marginales, personas con una calidad de vida mala o muy mala, y, en definitiva, más diferencias sociales.

Podemos, queremos y proponemos hacer algo

Desde nuestra pequeña existencia creemos que podemos hacer algo para provocar pequeños cambios en nuestro entorno, por eso os proponemos:SPARA - Educación

  • Rehabilitaciones energéticas.  En la medida de lo posible, intentamos incorporar mejoras energéticas en las rehabilitaciones que realizamos, de forma que se mejoren las condiciones de confort de nuestros hogares a la vez que se reduce el gasto en energía.
  • Nuevas formas de acceso a la vivienda Creemos en modelos de acceso a la vivienda alternativos a los actuales. La cesión de uso de los edificios a cambio del mantenimiento de los mismos es un modelo a día de hoy ya existente en el norte de Europa. La potenciación de los alquileres sociales o la formación de cooperativas de vivienda para la rehabilitación también debe ser prioritaria y acompañada siempre de nuevos modelos de financiación y obtención de subvenciones.
  • Concienciación.  Creemos que es la clave para cambiar la forma de ver las cosas.  Si no tenemos información sobre algo, no podemos decidir ni formarnos una opinión propia, ni aportar pequeños “granitos de arena” sobre la forma en que se hacen las cosas.  Desde SPARA, Rehabilitación + Sostenibilidad, tenemos por delante un importante trabajo de concienciación de nuestro entorno y de las personas que nos rodean para que entre todos cambiemos un poquito nuestro “pequeño mundo”.  Esta importante tarea nos guía en nuestro día a día y lo intentamos reflejar en todo lo que hacemos, especialmente en nuestra tarea “Divulgación y formación” mediante talleres, mesas redondas, eventos informativos y participativos, etc. donde intercambiamos opiniones para poder abrir vuestra mente, y la nuestra a nuevas posibilidades

SPARA - Hasta que se hace

Sólo nos queda dar las gracias a Nelson Mandela y a tantas otras personas, famosas y no famosas, que llenan de esperanza a esta sociedad y que nos dan herramientas para poder seguir avanzando todos los días.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “El derecho a una vivienda digna